Mussi: «En Berazategui no se construirá una cárcel, se construirá una alcaidía»

Juan Jose Mussi
Juan Jose Mussi

El intendente Juan José Mussi salió a tratar de desmentir que en Berazategui se construirá una cárcel y señaló que se erigirá una «alcaidía penitenciaria». Hizo referencia a un proyecto de María Eugenia Vidal y justifico la polémica decisión que causa indignación entre los vecinos del distrito.

«Ante la aparición en las últimas horas de una noticia falsa, quiero aclararles que en Berazategui no se construirá una cárcel, se construirá una alcaidía. En Berazategui siempre nos opusimos y nos opondremos a tener una cárcel en nuestro distrito.

«Durante el gobierno de María Eugenia Vidal, se propuso la construcción de la alcaidía en Berazategui, pero nunca bajaron los fondos para su ejecución. Hoy el gobierno provincial de Axel Kicillof pondrá en marcha el proyecto que beneficiará a los vecinos de nuestra ciudad ya que su puesta en funcionamiento colabora directamente con el accionar de la justicia y a disminuir la población de las comisarías tanto de Berazategui Centro, como de Ranelagh, Gutiérrez, Hudson, y El Pato».

«A diferencia de una cárcel, la alcaidía es un lugar donde el detenido (no preso) generalmente está en tránsito. A la espera de que se resuelva su situación procesal», sostuvo.

«Una vez resuelta esa situación se lo traslada a una unidad carcelaria (una cárcel). En una alcaidía no debe haber condenados. Solo detenidos. Y generalmente su lapso máximo en ese lugar no debería superar una semana o alrededor de quince días para el caso de que interponga algún recurso», continuó.

El uso del condicional de parte del intendente tiene que ver con que esos tiempos que indica («generalmente su lapso máximo en ese lugar no debería superar una semana o alrededor de quince días») nunca se cumplen, y los detenidos permanecen encerrados meses, lo que en la práctica vuelve a las alcaidías una cárcel.

Más allá de los eufemismos utilizados por los dirigentes políticos para evitar el uso de la palabra cárcel, en la práctica son eso lo que terminan siendo tanto las alcaidías como los calabozos de las comisarías, que también deberían ser un lugar de tránsito pero que, tal como ocurre en Berazategui (y el resto de las comisarías del país) terminan siendo cárceles en donde los detenidos permanecen hasta seis meses.

Para cerrar, Mussi justifica la decisión argumentando que «En todos los lugares o ciudades donde existen tribunales o fiscalías penales hay una alcaidía, incluso en pleno centro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires».

El intendente tampoco hizo referencia a por que el tema no su correspondiente debate en el Concejo Deliberante local, algo que desde la oposición criticaron fuertemente, así como tampoco hablo del tratamiento exprés del proyecto, aprobado sobre tablas en pocos minutos.

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre