Alberto Fernández y el Papa Francisco dialogaron durante 44 minutos en el Vaticano

Papa Francisco
Alberto Fernández junto al Papa Francisco
«Los temas que nos preocupan son la pobreza, la marginación».

El encuentro del presidente Alberto Fernández con el papa Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano finalizó a las 11:12 hora local (7.12 hora de la Argentina), luego de una conversación a solas que se extendió durante 44 minutos.

Al saludarlo en la Sala del Tronetto, contigua al lugar de la reunión, el Sumo Pontífice le había cedido el paso a Alberto Fernández y le había dicho «primero el monaguillo».

«Esos temas no son temas que tengo que hablar con él; los temas que nos preocupan son la pobreza, la marginación. Muchos argentinos están pasando una situación de mucha crisis. Yo creo que el santo padre siempre estuvo preocupado por eso y también lo debe estar ahora», expresó el mandatario el jueves, minutos después de aterrizar en Roma.

El Papa significa mucho para mí; es un líder moral, el líder de la iglesia católica a la que pertenezco y, también, significa para mí un reencuentro con la Iglesia, a la cual pertenezco; se lo he dicho muchas veces

ALBERTO FERNÁNDEZ

Plan contra el hambre

En ese sentido, afirmó que el Plan contra el Hambre «seguramente» estará en el temario a tratar con el papa Francisco «porque ese es un tema que seguro le preocupa al santo padre, y nos preocupa a todos los argentinos».

«Pensar que en la Argentina del siglo XXI hay gente pasando hambre es un tema que nos duele a todos, así que seguramente hablaremos de eso», vaticinó.

«Recién venimos de hablar con una organización de Naciones Unidas, también hablando de ese tema, de los problemas de subalimentación, de los problemas que la Argentina tiene y que debemos resolver. Seguro que eso será tema de conversación con el santo padre», afirmó el jefe de Estado.

La primera actividad de Fernández en suelo italiano fue un encuentro con el director del Programa Mundial de Alimentos (PMA), el estadounidense David Beasley, en las oficinas del organismo en el sur de Roma.

Tras su arribo al aeropuerto internacional de la ciudad de Roma, el mandatario llegó a la residencia cuando faltaba poco para que fueran las 14, hora de la Argentina, acompañado de la primera dama, Fabiola Yañez.

El presidente fue recibido por los jefes de misión de las embajadas argentinas ante Santa Sede, María Julia Rodríguez; ante el gobierno italiano, Tomás Ferrari; y ante organismos de Naciones Unidas con sede en Roma, Carlos Cherniak; además de por un oficial argentino de protocolo del Vaticano, Guilermo Karcher, la cónsul general en Roma Lucía Dougherty, y un representante del gobierno italiano.

Fuente: Télam