¿Qué pasará con las criptomonedas en esta nueva década?

criptomonedas
criptomonedas

Aunque las criptomonedas son impredecibles, especialmente en un mundo voluble en donde hay protestas a nivel global que claman por  todo tipo de cambios afectando la economía global, los expertos en economía digital creen que la próxima década veremos una cadena de bloques o Blockchain más escalable además de mejores características de privacidad,  y las criptomonedas podrán llegar a aproximadamente un billón de usuarios para el final de la década (en comparación con aproximadamente 50 millones de usuarios existentes desde comienzo de la década pasada). La adopción de las criptomonedas sucederá tanto en los mercados emergentes, donde los sistemas financieros están más quebrados, como en empresas de cifrado que producen productos que la gente está adoptando con más regularidad. Para fines de la década en curso, la mayoría de las nuevas empresas tecnológicas tendrán un componente criptográfico, de la misma manera en que la mayoría de las nuevas empresas tecnológicas usan hoy Internet y el aprendizaje automático. Los gobiernos y las instituciones también se trasladarán al espacio de las criptomonedas a lo grande.

Escalabilidad

En esta década, veremos soluciones de la capa dos, y seguramente saldrán nuevas cadenas de bloques que aumentarán el rendimiento de las transacciones en varios órdenes de magnitud. Al igual que la banda ancha que reemplazó a los módems de 56k y condujo a muchas aplicaciones nuevas en Internet (YouTube, Uber, etc.), la escalabilidad es un requisito previo para que la fase de utilidad de la criptografía realmente funcione. Una vez que veamos a Blockchain con varias mejoras en la escalabilidad de varios órdenes de magnitud, también veremos que las nuevas aplicaciones comenzarán a desarrollarse rápidamente.

 Privacidad

Además de la escalabilidad, veremos mayor privacidad integrada en Blockchain. Así como Internet se lanzó con HTTP, y solo más tarde introdujo el HTTPS como predeterminado en muchos sitios web, eventualmente veremos una «moneda de privacidad» o Blockchain con características de privacidad incorporadas que obtendrán una adopción general.

Consolidación

En la actualidad, existen una serie de equipos de alta calidad que trabajan en protocolos de próxima generación (Dfinity, Cosmos, Polkadot, Ethereum 2, Algorand, etc.) y hay grandes equipos trabajando en soluciones de escala de capa dos para las cadenas existentes. En esta nueva década veremos la consolidación de las cadenas en cuanto a la mentalidad del desarrollador, la base de usuarios y la capitalización de mercado. Las cadenas que hagan el mayor progreso en escalabilidad, privacidad, herramientas de desarrollo y otras características verán las mayores ganancias. Incluso surgirán fusiones y adquisiciones entre estos equipos, y una bifurcación inversa si se desea, donde una cadena que esté  en desuso y sus tokens o fichas se podrá intercambiar a una tasa fija por una ficha o token adquiriente. Habrá tantos tokens como empresas,  proyectos de código abierto, DAO y organizaciones benéficas en el mundo pero solo un puñado de cadenas impulsarán la infraestructura subyacente para estos. Las cadenas ganadoras probablemente seguirán una distribución de la ley de poder en los resultados, al igual que cualquier otra industria.

Del comercio a la utilidad

Le década pasada estuvo caracterizada por la especulación e inversión en criptomonedas, con el comercio impulsando la mayor parte de la actividad y los mejores modelos de negocio. Esta tendencia continuará desarrollándose en la década de 2020 pero las mejores empresas nuevas que se crearán en el espacio criptográfico impulsarán la fase de servicios públicos (personas que utilizan criptografía para fines comerciales). Ya hemos comenzado a ver el comienzo de esta tendencia y esta se irá incrementando mientras se consolidan y mejoran las estructuras criptográficas.

El auge de la startup criptográfica

En esta década veremos un nuevo tipo de startup convertirse en algo común: las startups criptográficas. Al igual que la locura de las punto com dio inicio a la idea de las startups de Internet (y una década después, casi todas las startups de tecnología usan Internet de alguna manera), para fines del 2020 casi todas las startups de tecnología tendrán algún tipo del componente de criptomoneda.

Mercados emergentes

Además de las nuevas empresas de cifrado, la otra área de adopción será en los mercados emergentes. En particular, países con altas tasas de inflación y grandes mercados de remesas donde las criptomonedas realmente pueden brillar. En 2019, GiveCrypto.org realizó pagos de criptomonedas a 5.000 personas en Venezuela, y más del 90% de ellos pudieron crear al menos una transacción con tiendas locales que aceptan criptomonedas o con un socio de retiro local. Esto indica que las herramientas han comenzado a cruzar un umbral de usabilidad en los mercados emergentes (donde Internet es poco confiable, los teléfonos inteligentes son más antiguos y la falta de educación pueden ser desafíos). En la década del 2020, veremos la adopción de la criptomoneda en los mercados emergentes a escala de cientos de millones de usuarios, con países inclinados a  que la mayoría de las transacciones de sus economías sucedan en criptomoneda.

Instituciones

Ya hemos comenzado a ver pequeñas instituciones ingresar al espacio de las criptomonedas. Cientos de instituciones se han unido a Coinbase Custody en los últimos 18 meses. Esta tendencia se acelerará en esta década con la incorporación de instituciones cada vez más grandes. Eventualmente, casi todas las instituciones financieras tendrán algún tipo de operación de criptomonedas, y la mayoría de los fondos mantendrán una parte de sus activos en criptomonedas, debido a los retornos no correlacionados y el potencial alcista. Algo así como el 90% del dinero en el mundo está encerrado en instituciones, por lo que esto probablemente generará una gran demanda de activos de cifrado.

Monedas digitales del banco central

Mientras que Libra provocó la ira de casi todos en Washington DC, China tomó la iniciativa al comenzar a digitalizar el yuan y hacer de Blockchain una de sus principales inversiones en tecnología. Estados Unidos busca ponerse al día ahora, y se están llevando a cabo discusiones activas sobre cómo se puede digitalizar el dólar. CENTER, con su Moneda USD, puede ser la solución a la que recurra EE. UU., o se podrá quizás  intentar implementar un propio dólar digitalizado usando Blockchain. Seguramente, luego, podremos ve la salida de las monedas digitales nacionales, ya sea por un consorcio como Libra o CENTER, o posiblemente por el propio FMI.

La descentralización crecerá

Si bien los intercambios de moneda fiduciaria a criptografía seguirán en gran medida un modelo tradicional de servicios financieros, un mundo separado evolucionará en el área de criptografía a un tipo de criptografía puramente descentralizada. Las billeteras o monederos digitales sin custodia como DEX, Defi y Dapps continuarán mejorando en términos de usabilidad y seguridad, y veremos surgir muchas aplicaciones nuevas, desde juegos hasta comunidades en línea y mundos virtuales con sus economías propias.

También veremos el aumento de la identidad descentralizada y los puntajes de reputación asociados con esas identidades, reemplazando las agencias de calificación crediticia con un enfoque más moderno y global.