Quilmes y Avellaneda aíslan Villa Azul ante un brote de coronavirus

Desde hacía semanas que los vecinos exigían testeos.

Quilmes y Avellaneda, conjuntamente con el gobierno de la provincia, implementaron un aislamiento sanitario estricto en el barrio Villa Azul, que ambos municipios comparten, con la intención de limitar la circulación de personas.

La medida surge luego del pedido de testeos masivos de sus habitantes, que llegaron a cortar el Acceso Sudeste reclamando la presencia del Estado. Fue así como se llevó adelante una jornada del programa DetectAr (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en terreno de Argentina), a través del cual se detectaron 53 positivos y 50 casos sospechosos que permanecen en estudio.

Policía federal mató de un balazo a un joven de 19 años en Berazategui

Debido a esta situación, ambas comunas decidieron conformar un Comité Operativo de Emergencia que tendrá participación de las áreas de Desarrollo Social, Salud y Seguridad de ambos municipios y de la provincia de Buenos Aires. El mismo contará con el apoyo de Unidades Sanitarias Móviles que serán provistas por Nación.

De esta manera, se relevaron 813 viviendas y 3.128 persona. Se realizaron 125 hisopados, de los cuales 53 fueron positivos, quedando los 50 de hoy en estudio.

DetectAr

«Esta acción se enmarca en la iniciativa municipal Cuidarnos en combinación con el plan DetectAr, articulado con Nación y con provincia. Estos programas nos permiten identificar vecinos que tengan síntomas compatibles con el virus para evitar la propagación del contagio y conversar sobre la importancia de continuar con la cuarentena y utilizar los elementos de protección necesarios», señaló Mayra Mendoza.

Luego de anunciado el aislamiento, los vecinos de Villa Azul protestaron este domingo por la noche y rechazaron la medida, ya que consideran que no pueden estar 15 días confinados en cuarentena sin trabajar.

Fernando Amarilla, vecino del barrio, aseguró que «La situación es caótica, estamos encerrados. Hace dos semanas que hay casos positivos y recién ahora empezaron a hacer las cosas».