Prisión domiciliaria para el hombre de 71 años que abatió a un ladrón en Quilmes

El hombre atacado por delincuentes
El hombre atacado por delincuentes

La Justicia de Quilmes finalmente otorgó la prisión domiciliaria al hombre de 71 años que abatió a uno de los delincuentes que ingresaron a su casa el último viernes. La medida fue adoptada por el juez de Garantías Martín Nolfi.

Se trata de Jorge Ríos, quien tiene enfermedades preexistentes y por lo tanto es riesgoso que continúe detenido. Tras el pedido de sus abogados defensores, el Juez consideró que debí otorgarle el beneficio de la prisión domiciliaria.

“Los delincuentes son barrabravas de Quilmes”

“No queremos que lo mate la Justicia, queremos que llegue a juicio oral para que podamos probar su más absoluta inocencia”, dijo esta mañana al canal TN el abogado Marino Cid Aparicio, defensor de Ríos.

El letrado apuntó contra el proceso llevado a cabo a partir de la detención del jubilado, ya que “el sábado por la mañana, que fue cuando lo indagaron”, el fiscal Ariel Rivas, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Quilmes, le había asegurado “que posiblemente no lo iban a detener, que se iba a morigerar y podía estar en su casa”.

“Para el mediodía habían cambiado tres veces la calificación, pasó de defensa propia a abuso en la defensa, a homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, que tiene una pena mínima de diez años y cuatro meses” de prisión, explicó.

Además, el abogado señaló que Ríos tiene un “estado de salud gravísimo” y en ese sentido se refirió a la Convención Interamericana de Derechos Humanos de Personas Mayores, a la cual Argentina suscribió en 2017, “que dice claramente que no pueden estar sujetados durante mucho tiempo, aún cuando estén sometidos a procesos”.

“Ahora nos enteramos de que los delincuentes que lo atacaron son barrabravas del club Quilmes, que como no hay fútbol, se dedican a asaltar”, añadió.

En tanto, aseveró que si bien la fiscalía considera que “el ladrón estaba en estado de indefensión, el único que estaba en estado de indefensión es este pobre hombre, rodeado por cinco barrabravas fuertemente armados y con un auto de apoyo”.

“Esto es un error judicial, yo sé que había un cúmulo de detenidos muy importante el sábado a la mañana, y no hicieron la evaluación correcta desde la fiscalía de lo que ha pasado ni el análisis correcto de los videos”, concluyó.

La familia

Federico, el hijo del imputado, habló en exclusiva con Guillermo Troncoso, de Data Judicial, antes de conocerse la noticia:

Ríos, de 71 años, seguirá imputado por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

Cabe recordar que el violento episodio se registró en una vivienda situada en Ayolas al 2.700, en barrio Parque Calchaquí cerca, de las 5 de la madrugada del viernes. Mientras dormía en un sillón ubicado en el living de la vivienda, el hombre fue sorprendido por al menos tres ladrones que ingresaron por una puerta trasera y comenzaron a golpearlo mientras le exigían dinero.

En esas circunstancias, el hombre sacó una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros de su propiedad y les efectuó al menos seis disparos a los delincuentes, quienes huyeron de inmediato.

Uno de ellos, sin embargo, cayó herido a metros de la vivienda de Ríos, quien (según entiende el fiscal) lo habría ultimado.

Alertados por un llamado al 911, efectivos del Comando Patrullas Quilmes se dirigieron al lugar y encontraron a un joven tendido sobre el asfalto, con heridas de armas de fuego en el hemitórax izquierdo.

Asimismo, un vecino dijo haber escuchado una discusión y luego “dos o más” detonaciones, por lo que se asomó a su ventana y observó a un hombre que empuñaba una pistola y que corría hacia una vivienda, ubicada a unos 30 metros.