Quilmes contra la discriminación, la xenofobia y el racismo.

Al cumplirse el viernes el sexto aniversario de la promulgación de la ley de Matrimonio Igualitario en Argentina, la secretaría de Gobierno y Derechos Humanos de Quilmes, la subsecretaría de Relaciones Institucionales en conjunto con la Dirección contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, organizaron un panel con especialistas llamado Desafíos a seis años de la aprobación del Matrimonio Igualitario en Argentina.

discriminacion

 Allí, disertaron María Luisa Storani, parlamentaria del Mercosur y directora del Observatorio de Derechos Humanos y Género de la UCR, de importante intervención en la promulgación de la mencionada Ley; además del licenciado Víctor Bracuto, coordinador Nacional de Diversidad Sexual del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, quien promueve los derechos de las diferentes identidades sexuales.

Dana Trinidad, directora de Diversidad de la Municipalidad de Quilmes; el escritor e investigador, doctor Adrián Merlo, autor de obras que reflejan la lucha por los derechos de LGBT y el profesor Marcelo Márquez, presidente de Varela Diversa, completaron las exposiciones. La actividad fue encabezada por el secretario de Gobierno y Derechos Humanos, Fernando Pérez y la subsecretaria de Relaciones Institucionales, Lidia Zárate. El funcionario quilmeño ratificó “el compromiso de esta gestión por la igualdad de derechos entendido como una política activa, que incluya y restituya realmente, derechos fundamentales y básicos durante tanto tiempo ignorados”.

Zárate ratificó además “el trabajo constante de las áreas involucradas desde mi subsecretaría por la concientización y el respeto a la pluralidad en todos los ámbitos”.

El eje central de la jornada se basó en el planteo de los nuevos desafíos en Argentina y en América Latina, haciendo referencia al trabajo que queda por delante para que todas las personas puedan ejercer sus derechos plenamente, destacando también el avance que conllevó la promulgación de la ley Nº 26.618 de Matrimonio Igualitario, que fue sancionada el 15 de julio de 2010 y convirtió a Argentina en el primer país de América Latina y el décimo en el mundo en incluir este derecho.

Desde esa fecha, más de 10.000 parejas del mismo género se casaron. A partir de esta ley de equiparación de derechos y visibilidad, el Estado asumió la responsabilidad de transformar la igualdad jurídica en ejercicio pleno de derechos, independientemente de la orientación sexual y la identidad de género.