Aberración en Quilmes: la mantuvo cautiva cuatro meses, la torturó y violó en reiteradas ocasiones

Violencia de género
El acusado, detenido.
La madre logró rescatarla.

Una joven de 18 años atravesó un verdadero calvario al ser secuestrada, abusada y golpeada por su pareja en Quilmes. La mujer logró escapar de la vivienda donde era mantenida cautiva y el agresor fue detenido.

El hecho tuvo lugar en el barrio La Cañada, en la zona oeste de Quilmes. Nadia, la madre de la víctima, fue quien denunció a las autoridades que su hija era mantenida cautiva por la pareja, un hombre de 38 años con denuncias previas por violencia de género. La mujer relató que su hija sufría torturas, abusos sexuales y vejámenes constantes.

Fue en ese marco que las autoridades policiales de la Comisaría 5ta. llevaron adelante un allanamiento en la vivienda del agresor, ubicada en la calle Tucumán. Allí se procedió a rescatar a Leila, de 18 años, y a detener al acusado.

«Má ayudame»

En declaraciones a CrónicaTV, Nadia contó que «Habíamos discutido hacía cuatro meses, y ella se había ido de casa. Después me entero que se había juntado con ese chico. Nunca me podía comunicar con ella, los vecinos me decían que la saque de ahí por eso me fui hasta la casa».

Leé también: Femicidio en José C. Paz: asesinaron a una mujer y ocultaron el cuerpo en un pozo ciego

«Un día fui al domicilio porque pensé que él no estaba. Pero me abrió la puerta y le dije que quería hablar con ella porque el hermano estaba grave. Ahí se acerca ella a la puerta, le cuento y me dice bueno má. Pero después entra, le pregunta a él pero no quiere que salga, entonces la abrazo y le digo si necesita que te ayude. ‘Si má ayudame’, me dijo», relató la madre.

Ese día «ella tenía un short de fútbol y tenía todas la piernas moradas. Un día ella intentó escaparse y él le dio con una vara de metal, la dejó varios días sin caminar», agregó Nadia para graficar los malos tratos a los que era sometida su hija. «Siempre la amenazaba que si se iba nos iba a matar a nosotros», agregó.

Amenazas

La mujer también dijo que tiene miedo porque «dicen que me van a prender fuego la casa si no retiro la denuncia. Me van a poner seguridad y también me van a dar botón antipánico». Por último, sobre el estado de su hija, la mujer relató: «Le hicieron una revisación en cuerpo médico la asistieron mucho, violencia de género también la asistió. Está muy mal, lloró toda la noche».

En la causa interviene la UFIyJ N° 1 de Departamento Judicial Quilmes. La víctima recibió atención médica y fue hallada «débil» y desestabilizada emocionalmente.

Si vos o alguien que conocés vive alguna situación de violencia, llamá gratis al 144 o buscá algún centro de atención cercano.