Quilmes | Murió el policía retirado baleado por delincuentes durante un intento de robo

Delincuentes balearon a un policia retirado en Quilmes
Delincuentes balearon a un policia retirado en Quilmes

El capitán retirado de la Policía Bonaerense, Héctor Lagraña murió el jueves tras agonizar por más de un mes luego de ser herido por delincuentes que lo asaltaron en Quilmes. Por el crimen no hay personas detenidas.

Lagraña, de 56 años, había sido atacado el pasado 12 de diciembre cerca de las 22.30 en la esquina de las calles Aristóbulo del Valle y San Luis. El ex policía salía de su casa para subirse a su vehículo cuando fue abordado por tres delincuentes armados.

Los agresores  descendieron de un Volkswagen Vento gris con la intención de robarle sus pertenencias y su Peugeot 208. En ese momento, Lagraña se identificó como policía y dio la voz de alto, ante lo cual los asaltantes extrajeron sus armas, dando inicio a un enfrentamiento en el que el excapitán recibió tres disparos en el abdomen.

Tras herirlo, los ladrones, sin llevarse ningún elemento de valor, se subieron rápidamente al Volkswagen en el que circulaban y escaparon a toda velocidad.

La hija de la víctima, una agente de la Policía de la Ciudad, salió de la vivienda familiar al escuchar las detonaciones. Segundos después se contactó con el servicio de emergencias 911, tras lo cual acudió al lugar personal de la comisaría 3ra. y del Comando de Patrullas local. Lagraña fue trasladado a un centro asistencial de la zona, donde fue asistido.

Tras más de 30 días internado, el ex capitán murió dada la gravedad de las heridas. Es por ello que se espera que en las próximas horas, la UFI N° 2 de Quilmes, a cargo de Leonardo Sarra, cambie la carátula de la causa de “abuso de arma y lesiones” a “Homicidio”.