La evolución de los servicios de traducción

traducción
traducción
La historia de la traducción se remonta a miles de años en el pasado de la humanidad. Esto demuestra de la importancia de los traductores en la evolución de las culturas y el porqué de su vigencia en la actualidad. Naturalmente, la traducción y la forma de prestar este servicio han cambiado.

Asimismo, los requerimientos de traducción también se transformaron con el tiempo, y debido a la expansión científica, industrial y comercial que comenzó a ser muy relevante a partir del siglo XIX, los traductores comenzaron a asumir un papel esencial en la sociedad.

En la actualidad, los traductores trabajan con los beneficios que aporta la tecnología como diferencia sustancial con los profesionales del pasado. Estos beneficios se extienden a los clientes que tienen la posibilidad de recibir traducciones de excelente calidad en plazos más cortos.

El auge de las traducciones y el avance tecnológico trajeron aparejado el desarrollo de procedimientos para la traducción que optimizaron el trabajo de los profesionales.

Además, comenzaron a formarse las famosas empresas o agencias de traducción ante la necesidad de satisfacer las nuevas necesidades de los clientes privados y corporativos.

A través de una empresa de traducción profesional se observa fácilmente lo que hoy en día significa desarrollar proyectos de traducción profesional. Esto se debe a que tienen una estructura corporativa con procedimientos bien definidos, todos enfocados en ofrecerle al cliente un producto de traducción de calidad.

Características más relevantes de las empresas de traducción

Como toda empresa, las agencias de traducción tienen una estructura corporativa para el funcionamiento operativo diario. Básicamente, cada una de ellas lo personaliza a su medida y de acuerdo con sus necesidades. Sin embargo, hay algunas características que comparten.

En primer lugar, siempre hay una o más personas encargadas de recibir el material que los clientes envían para cotizar. La cotización requiere de un trabajo minucioso, ya que es necesario no solo evaluar la cantidad de palabras o de hojas, según como se cotice, sino también considerar el formato y otras dificultes que pueda presentar el documento.

Si el cliente acepta la cotización, las empresas de traducción le explican las formas de pago y fijan una fecha de entrega. Además, se discuten algunos detalles relacionados a la garantía y la calidad.

Afortunadamente, muchas agencias de traducción tienen Project Managers, que son los profesionales a cargo de organizar y distribuir cada proyecto, además de hacer el seguimiento y la coordinación necesaria.

Una vez finalizada la traducción, comienza la parte de revisión y edición. Aquí también participan traductores especializados en esta etapa, que pueden gestionar cualquier tipo de formato y revisar el producto final.

Conclusión

Las empresas de traducción son un producto natural de la evolución de los servicios de traducción. De la misma forma que los traductores independientes representan una fuerza laboral increíble, además de haber logrado ocupar el espacio que merecen, las agencias brindan una opción muy profesionalizada.

Sin duda, estas empresas van a seguir evolucionado al ritmo de los cambios globales para estar siempre actualizadas según las necesidades de los clientes.