Siguen las críticas por fallas en la vacunación en CABA y piden la interpelación de Larreta

Larreta anunció el Plan
Horacio Rodriguez Larreta

El legislador porteño del Frente de Todos Leandro Santoro, dijo que pedirán la interpelación del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y de su ministro de Salud, Fernán Quirós, por las fallas en el plan de vacunación a adultos mayores. A su vez, la titular del PAMI, Luana Volnovich, dijo que lo ocurrido muestra “improvisación” por parte del Ejecutivo local.

Santoro criticó lo ocurrido en el Luna Park y en la sede de Boedo del Club Atlético San Lorenzo, donde hubo largas colas y descompensaciones por parte de adultos mayores que se acercaron para recibir la vacuna contra el coronavirus, tras la convocatoria de las autoridades porteñas.

“Los responsables de lo que pasó ayer son Larreta y Quirós, y vamos a vamos a pedir la interpelación de los dos”, dijo Santoro en declaraciones formuladas a El Destape Radio.

No obstante, lamentó que, como “el PRO maneja más de la mitad de la Legislatura, para interpelarlos necesitamos la mitad más uno”.

Santoro agregó que el operativo realizado ayer por las autoridades porteñas “era clave” y “salió todo al revés”.

Las criticas de Volnovich

Por su parte, Volnovich sumó su voz al señalar que el operativo montado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para vacunar contra la Covid-19 a adultos mayores “habla de una improvisación y falta de planificación terrible, ya que era fácil prever que, si convocás en un estadio a un adulto mayor, va a venir acompañado”.

“Es un grado de falta de empatía con la vida cotidiana de una persona mayor”, dijo la funcionaria, y agregó que, la de ayer (por el martes), fue “una imagen dramática” porque “las personas que estaban todas juntas en la puerta donde en general vemos a los jóvenes cuando van a un recital de música, era surrealista”.

Consideró que lo ocurrido se podría haber previsto ya que, “una cosa es cuando no hay antecedentes, pero ya hay varias provincias que están vacunando” y remarcó que, “en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, se vacunan 40.000 personas por día”.

El Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, resaltó por su parte que “lo que ha ocurrido  es producto del desconocimiento incomprensible de las conductas sociales de un determinado grupo muy numeroso de la sociedad, en particular en la ciudad de Buenos Aires, los mayores de 65 años”.

Al hablar por Télam Radio, Amor precisó que los adultos mayores en la Ciudad “superan el 31 por ciento de sus habitantes” y agregó que, al organizar el operativo, no se tuvo en cuenta este dato.

Según dijo, tampoco se tomó consciencia de “la característica típica de quienes tienen una determinada edad”, que “es llegar al banco mucho antes de que abran y a los hospitales mucho antes de los turnos que se le otorgaron”.

“Esa característica debió haberse previsto con una organización ordenada, práctica”, completó.

En tanto, desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad subieron una petición a la plataforma online Change.org (http://change.org/QuirosRenunciaYa) en la cual piden firmas para solicitar la renuncia del ministro Quirós.

Tras cuestionar el manejo de la pandemia por parte del funcionario, llaman a firmar el petitorio reclamando su renuncia, que hasta este mediodía sumaba más de 1.100 apoyos.

Por su parte, el propio ministro Quirós se disculpó por el operativo al afirmar que “las 4.000 personas a las que les tocó vacunarse ayer y sus acompañantes pasaron un momento incómodo y doloroso; lo más importante es el pedido de disculpas”

En ese sentido, reiteró que lo ocurrido se debió “al aumento de personas acompañantes y al adelantamiento del horario de los turnos” y aseguró que el Gobierno porteño debió “haber tenido una respuesta más rápida”.

“Lo importante es que hoy tomamos medidas para que no vuelva a ocurrir, casi triplicamos los centros de vacunación de adultos mayores”, dijo, y explicó que la organización incluye el corte de calles alrededor de los centros y la adecuación de los lugares de espera, con sillas y distanciamiento social, algo que ayer no ocurrió.