Tarifazo en Quilmes: las tasas municipales llegaron con aumentos de hasta el 60%

El aumento de tasas generó repudio en miles de quilmeños
El aumento de tasas generó repudio en miles de quilmeños

Sorpresa y mucho enojo para los vecinos de Quilmes que recibieron la primera boleta del año de las tasas municipales, ya que los aumentos llegaron con un marcado incremento, muy por encima de lo que marca la inflación anual. Algunos ya anticipan que presentarán reclamos formales para dar marcha atrás con la medida.

De acuerdo a un relevamiento que hizo Periódico El Progreso, los incrementos en algunos barrios de Quilmes (este y oeste), Ezpeleta, Bernal y Don Bosco, por ejemplo, rondan entre el 50% y el 60% respecto de diciembre último. Para algunos se trata de un “tarifazo” que no se condice con la realidad del bolsillo del ciudadano, vapuleado durante todo el año 2020 por el desempleo, la crisis económica y la falta de aumentos acordes a los índice inflacionarios registrados.

“Yo pagaba $1570 en diciembre y en enero me vino $2.400, un 60% exacto”, contó Mariano, vecino de Quilmes oeste (Líbano y Blas Parera). Leonardo, de la zona de Azcuénaga y Triunvirato, indicó el mismo porcentaje de aumento: “Es una locura, mi sueldo aumentó 25% en todo el año, cuando la inflación fue del 45 o 50% y Quilmes aumentó las tasas un 60%”, se quejó.

Leé también | El gobierno implementa el toque de queda y restringe la circulación nocturna

En Bernal, por ejemplo, Gustavo recibió una boleta de tasas con un importe por $1.700 pesos, cuando en diciembre pagaba $1.100. Vive en la zona de Chiclana y Tacuarí: “Un tarifazo liso y llano. Mayra Mendoza despotrica contra la gestión anterior, pero ella hace lo mismo: con estos aumentos nos están matando. Encima el municipio se cae a pedazos: no hay recolección de residuos, la inseguridad es terrible (sobre todo acá en Bernal) y los servicios públicos dejan mucho que desear… no entiendo en donde vive esta señora”, se quejó.

En Bernal oeste, por ejemplo, vecinos de la calle Boedo y Lavalle reportaron subas superiores al 60%: “A nosotros nos vino una boleta con un 70% de incremento, es impagable. Tuvimos un año casi sin poder trabajar y en vez de ayudarnos nos aumentan por valores que no estamos en condiciones de afrontar”, se quejó Gabriela, quien adelantó que iniciará un reclamo formal al respecto.

La sorpresa entre los contribuyentes no cesa. En diciembre, el gobierno de Quilmes había anunciado que habría “mayores aumentos para los barrios cerrados y menores para los barrios populares”. En ese sentido, se prometía que los aumentos estarían en el orden del 25% promedio, algo que está muy lejos de ser cierto a la luz de los testimonios recogidos en esta nota.

Con una sociedad atravesada por miles de problemáticas como la salud, la economía, la inseguridad y la marcada inflación en alimentos, indumentaria y servicios públicos, el aumento de las tasas representa un duro golpe al bolsillo. Será cuestión de esperar algún gesto de la intendenta Mayra Mendoza para con los quilmeños en un momento tan difícil.

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre