Un periodista no hace relaciones públicas

George Orwell

Por Nicolás Santomé

«Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”. La frase ha sido atribuida a Geroge Orwell, quien no sólo escribió algunas de las obras literarias más importantes y renombradas del siglo XX, sino que además ejerció el periodismo con la precisión de un reloj suizo. O de una navaja, que en su caso se ajusta mejor.

La frase es para enmarcarla y colgarla de la pared en cualquier redacción periodística. No obstante, algunos han señalado que no es cierta, o al menos que su autor no es el mismo de la célebre Rebelión en la Granja. Se le atribuye, aunque algo distinta, al periodista norteamericano L.E. Edwardson, del Chicago Herald. Y dice algo así: “Cualquier cosa que un patrón quiera ver publicada es publicidad; cualquier cosa que no quiera ver en el periódico es noticia”.

Pero como siempre ocurre (o casi siempre), la ficción resulta mucho más atractiva que la realidad. Y es por eso que la frase que le atribuimos a Orwell tiene más glamour; reverbera en los oídos de quienes ejercemos la profesión de periodistas, nos reconforta y nos hace desear haberla dicho nosotros mismos.

Pero una frase no hace verano, y en una época en que muchos periodistas eligieron contar lo que el poder les permite contar; en tiempos en que se somete al periodismo a vivir de una pauta por la que algunos llegan a convertirse en extorsionadores; en momentos de incertidumbre para miles de profesionales que no saben si mañana los dejarán entrar a trabajar; en medio de todo eso, contar lo que los ciudadanos viven día a día, sus problemas, sus miedos, sus certezas, se volvió casi una quijotada. Sólo que los molinos, en este caso, no pertenecen a la ficción. Son reales, están ahí y, lo peor de todo, seguirán ahí por mucho tiempo.

Por eso es necesario recordar, valientes hidalgos del mundo de la comunicación, que el deber de informar no se negocia. Ninguna pauta, ningún sobre, ninguna promesa de un puesto en el poder de turno sabe tan bien como el «gracias por mostrar lo que nos pasa» de un vecino.

 

Feliz día a todos los periodistas que enaltecen la profesión.

1 Comentario

Comments are closed.