Una constructora estafó a 20 familias de Quilmes con el sueño de la casa propia

Sus dueños desaparecieron.

Vecinos de San Francisco Solano, Quilmes denunciaron haber sido estafados por una empresa constructora que los “engañó” con el sueño de la casa propia. Aseguran que pagaron el costo total de una vivienda y que ahora sus dueños desaparecieron y no hay rastros de ellos.

Según explicaron los damnificados, la estafa supera el millón de pesos y hasta el sábado último la firma continuaba abierta en Av. Monteverde 2845.

Allí recibían a sus clientes con una propuesta soñada: tener casa propia en menos de un mes. Una vez que los damnificados abonaban el total, dejaban de comunicarse con ellos y retrasaban la fecha de entrega una y otra vez. El pasado fin de semana, cuando los afectados fueron a reclamar al negocio, descubrieron que el comercio había cerrado.

“Confiamos porque era un negocio que estuvo siempre acá”, contó una de las víctimas. Efectivamente, la firma llevaba más de 30 años en ese local, por lo que nadie imaginó que los estafarían. Incluso hay testimonios de gente a la que (hasta este año) se les entregó la vivienda prometida.

“Nos bloquearon las llamadas y no podemos comunicarnos”, contó otra víctima, quien informó que ya denunciaron la situación en la Comisaría N° 4 de Morón, en la Fiscalía N° 2 de Quilmes y en una Comisaría de San Francisco Solano.

Una de las víctimas fue Karina Caceres, de 49 años, que perdió recientemente a su hija y se quedó a cargo de sus tres nietitos. “Comencé a manejar la plata que le quedó a mis chiquitos y decidí invertirla en una vivienda para ellos. Pagué 150 mil pesos y no recibí nada a cambio”, contó.

Luego, detalló que al pedir la factura por la transacción le dijeron que se la iban a enviar en un mail. “El mensaje nunca llegó y la vivienda tampoco. No paraban de dar vueltas, me bloquearon de WhatsApp. Este último fin de semana me cansé y fui a reclamar al lugar: estaba cerrado. Los busqué en Facebook y descubrí que cerraron la página. En la red social me pude contactar con más víctimas”, dijo.

Al concluir, contó: “El local es muy conocido. Tengo amigos y familiares que obtuvieron sus viviendas luego de hacer negocios en este establecimiento. Es por eso que confiamos en ellos, no es que seamos tontos”.

Ahora, los damnificados se organizan a través de WhatsApp para reunir toda la información y llegar hasta los acusados. Además, están buscando representación legal, ya que no tienen dinero para pagar un abogado defensor.
Fuente: Crónica.com

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.

Abrir chat
1
Hola. 👋🏻
¿quieres recibir las noticias por Whatsapp?
Powered by