Una escuela de Banfield se niega a llamar por su nombre a un chico trans

Tiene 13 años y se autopercibe como varón, pero directivos y profesores lo nombran en femenino.

Alumnos y padres de la escuela Ricardo Güiraldes de Banfield denunciaron que las autoridades se niegan a llamar a un chico trans por su verdadero nombre, el que responde a su identidad de género autopercibido. Se trata de un adolescente de 13 años que se llama Tomás, y cuyo testimonio no ha parado de dar vuelta en las redes sociales.

Según explicó TN, Tomás vivió un calvario hasta hace pocos meses, cuando al fin dejó de usar los vestidos de niña que le obligaba a usar su madre y se cortó el pelo tal como él quería. “Mi mamá insistió en que no lo hiciera, que se lo dejara carré. Cuando escuché que ella pedía que no se lo cortara ‘como un varón’, creo que ya se estaba dando cuenta de algo. Esa insistencia de mi mamá hizo que Tomi demorara más en salir del closet”, señaló su hermana Selene.

Paralelamente, explicó que Tomás fue llamado al nacer con el nombre de Lourdes, y que desde siempre jugó el fútbol en equipos femeninos. De hecho, llegó a formar parte de la Selección sub17 de Boca, Racing e Independiente.

Leé también: Quien es Brian, el joven con 11 causas por robo al que una diputada defendió durante un control policial

El joven adolescente vivió un calvario que duró más de dos años y que finalmente terminó en febrero de este año, cuando reveló que estaba enamorado de una compañera de su escuela al charlarlo con otros alumnos y docentes. En las vacaciones de invierno lo dialogó con su hermana y su mamá, que reaccionaron positivamente.

“Mis hermanos ya lo sabían y, sin embargo, ni ellos ni los amigos y amigas dijeron nada. Una vez, cuando fui a buscar a Tomi a vóley, vi en el celular de una amiga que lo tenía agendado como Tom, pero creí que había leído mal”, agregó su hermana.

El clima escolar

A pesar de que la identidad de género autopercibida de Tomás fue rápidamente aceptada por todos sus compañeros, no ocurrió lo mismo con los docentes. En este contexto, son muchas las autoridades del Instituto Ricardo Güiraldes los que aún lo llaman “Lourdes” y lo obligan a ir al baño de mujeres, como si fuera una “niña más”.

Siguiendo esta línea, desde la escuela aseguran que aún continúan llamándolo así ya que Tomás no está registrado como tal en su DNI o en su partida de nacimiento. Esa fue la declaración que brindó una de las docentes que, en plena clase, llamó al adolescente por su nombre de mujer. La situación generó un gran repudio y enojo entre los compañeros de curso, que no dudaron en calificar el hecho como una “falta de respeto”.

Leé también: La Municipalidad de Berazategui pide acumular la basura en los hogares mientras el paro de recolectores se extiende otras 24 horas

Paralelamente, los padres del joven explicaron que la institución les hizo “firmar un documento donde les pedían que se respetaran los tiempos de la escuela” y que Tomás tiene prohibido ir al baño de hombres; únicamente puede ir al de mujeres y “en horario de clase”.

“Tomi ya desde el año pasado no iba al baño durante todo el día y se aguantaba. Cuando salía iba corriendo al baño de hombres de la estación de Banfield. No quieren dejarlo ir al baño de varones al colegio porque dicen que tienen miedo ¡¿Miedo, de qué?! ¿No es más peligroso que vaya al baño de la estación? Lo tratan como a un monstruo”, dijo con tristeza su hermana Selene.

La realidad es que, según indica el especialista Carlos Sanz, jefe del equipo interdisciplinario al cual asiste Tomás, la posición de la escuela va en contra de los derechos del adolescente, que son el acceso a un trato digno donde se respete su identidad de género; en este caso, la legislación contempla el uso de su nombre de pila de género autopercibido , tanto en público como en privado.

Redacción

Podes dejarnos tus comentarios al final de la nota.

Deja un comentario

1
Hola. 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?
Powered by