Coronavirus: la Universidad Nacional de Quilmes cede aulas para instalar camas

UNQ
UNQ
«Es para personas que viven en barrios humildes o en condiciones de hacinamiento».

La Universidad Nacional de Quilmes cedió 22 de sus aulas para instalar unas 100 camas en las que se atenderá a personas infectadas con coronavirus que no pueden permanecer en sus domicilios por distintas razones.

«Es un acuerdo que hicimos con el municipio de Qulimes, que está previendo la llegada del pico de la enfermedad. Es para aquellas personas que viven en barrios humildes o en condiciones de hacinamiento y que no pueden estar en cuarentena en sus domicilios» aseguró el rector de la UNQ, Alejandro Villar.

La Universidad Nacional de Quilmes iniciará las clases de manera virtual

El rector precisó además que «no tengo conocimiento si alguna otra universidad determinó una medida semejante. Sé que es una imagen fuerte ver que en donde había pupitres ahora hay camas, pero estamos convencidos que era lo que teníamos que hacer, ya que somos una universidad con un fuerte arraigo en su comunidad».

Villar destacó además que estarán «en un sector aislado del resto, con médicos y enfermeras de la municipalidad que nos pidió esta acción ya que prevén que las camas del Hospital Iriarte no van a alcanzar para albergar a la totalidad de los afectados».

En este aspecto explicó que «es para personas que necesiten estar aisladas y van a tener una cama y un baño. Básicamente es para que las personas que viven en barrios populares estén en sus viviendas, porque sino se va a generar otro foco de contagio».

Avícola de Quilmes multada con 100 mil pesos en kilos de pollo por remarcar precios

Solidaridad

Quien recorrió este sábado las instalaciones fue la intendenta Mayra Mendoza. “Agradecemos a la UNQ no solo por la decisión de ceder este espacio. Con un Estado presente, la colaboración de las instituciones de la ciudad y la solidaridad de toda la comunidad vamos a salir adelante”, aseguró la Jefa comunal.

El dispositivo de aislamiento abarca el Pabellón Sur de la universidad, cuenta con 88 camas divididas en 15 aulas (todas con wifi y calefacción), con posibilidad de ampliarse a 130 camas, si resulta necesario. Habrá, además, un aula por piso para médicos y enfermeros, y baños para damas, caballeros y discapacitados en cada una de las plantas.

Cabe destacar que, en convenio con el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, la UNQ también se encuentra acondicionando los laboratorios que se destinarán al diagnóstico de coronavirus.