El violador sigue prófugo y con pedido de captura

Mauro nair goncalves violador profugo

Esperando un juicio que nunca se hizo se suicidó Paula Martínez, víctima de una violación en manada.

Pocos casos deben ser tan emblemáticos de la lentitud de la justicia argentina. Hace 5 años Paula fue a un cumpleaños frente a su casa, en Florencio Varela. Según consta en la denuncia, allí Paula fue drogado, secuestrada y violada por al menos siete agresores, tres de los cuales fueron detenidos en allanamientos ordenados por la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 10 descentralizada de Florencio Varela del Departamento Judicial Quilmes. Posteriormente se detuvo a otros dos imputados. Pero al día de la fecha uno de los sindicados continúa prófugo de la justicia, tiene pedido de captura y la provincia de Buenos Aires ofrece una recompensa de $4.000.000 para quien aporte datos que puedan dar con su detención.

Todos eran vecinos de la víctima. Durante los cinco años que pasaron desde el hecho, Paula hizo incontables denuncias de amenazas recibidas por parte de los agresores y allegados. Pero la justicia nunca se expidió. El juicio estaba programado recién para marzo del año próximo, pero ya no podrá contar con Paula. La víctima de estos aberrantes hechos finalmente decidió quitarse la vida el día 26 de diciembre. Fue su tío quien tuvo que encontrarla colgada de un ventilador de techo.

Mientras tanto, Mauro Nair Goncalves continúa prófugo sin que nadie aporte datos de su paradero a la causa. Y Paula Martínez, como tantas personas, fue dos veces víctima, primero de los agresores, y luego de una justicia que parece mirar para otro lado.

Noticia previaLa Municipalidad recomienda tomar agua
Siguiente noticiaDenuncian penalmente a Mayra Mendoza

Dejar un comentario

Déjenos su comentario aquí
Ingrese su nombre