Berazategui: Prisión perpetua para los asesinos de Yanela Medina.


 Se trata de Leandro y Augusto Gracetti (Hermanos) y de Gianfranco Velázquez, todos de 21 años. Recibieron esa condena por violar, empalar y asesinar a Yanela Medina. La niña, de 11 años, vivía en el barrio Santa María. Para deshacerse del cuerpo, lo asesinos lo colocaron en una bolsa y lo arrojaron  al río.

  La Sala IV del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires confirmó las condenas a prisión perpetua a los homicidas de Yanela Medina. La niña, de 11 años, fue violada por tres sujetos que luego le introdujeron un palo por la zona vaginal. Finalmente, colocaron su cadáver en una bolsa y lo arrojaron al río en la ribera quilmeña.

 Los jueces Carlos Natiello y Mario Kohan votaron por confirmar lo actuado en primera instancia por el Tribunal Oral 1 de Quilmes. Lo mismo refirió la fiscal María de los Angeles Attarian Mena.

 De esta manera queda firma la sentencia contra los hermanos Leandro y Augusto Gracetti y el amigo de ellos, Gianfranco Velázquez, todos de 21 años. Según la resolución, la condena es por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas en concurso real con homicidio criminis causa”.

  De esta manera, los sujetos recibieron la pena máxima prevista en el Código Penal.

  Yanela,  de once años, fue vista por última vez el 24 de febrero de 2013. Ese día salió de su casa del barrio Santa María, de Berazategui, para llevarle a una vecina un pedido de cosméticos que le habían hecho a su mamá.

  Como no regresaba, su madre salió a buscarla y cuando estableció que la niña nunca había llegado a la casa, realizó la denuncia policial. Según la familia, la niña nunca estaba sola en la calle.

  El 2 de marzo de ese año, el cadáver de Yanela fue encontrado en un arroyo de la zona. Se encontraba dentro de una bolsa en avanzado estado de descomposición.

Aberrante

  En los pronunciamientos judiciales quedó en claro la “crueldad” con que actuaron los tres responsables. Incluso se hacía hincapié en lo “aberrante” del hecho. La criatura fue víctima de empalamiento, considerado un método de tortura”.

  “Después que la mataron, la ataron con alambre, la hicieron un “bollito” y la tiraron al río. Fue dantesco”, había citado la fiscal Attarian Mena.

 Testimonios

 Mena basaba su acusación en una serie de pruebas, entre ellas, el testimonio del joven Diego Magdalena. Éste había presenciado el ataque a la niña pero declaró que no pudo defenderla. Según su testimonio, en ese momento estaba siendo amenazado por los ahora condenados.

  Este testigo declaro que el día que Yanela desapareció lo invitaron a ir la ribera de Quilmes. Allí la niña “se quedó con Maxi, David y Leo”, nombres con los que él conocía a los hermanos Gracetti y a Velázquez.

 “En un momento la patearon en la panza y en la cabeza. Pedía ayuda, pero yo no pude hacer nada. Estaba desesperado llorando porque me gritaban ‘dale cagón, sumate'”, aseguró Maddalena.

 El testigo indicó que “los tres la violaron” y luego “Leo” le introdujo un palo por la vagina. En ese momento “os otros dos la tenían por los brazos y le tapaban la boca”.

 Miguel Angel Miñones, médico forense. aseguró que en 26 años de profesión nunca había visto un caso  similar. Dijo que el empalamiento que sufrió la víctima fue “con mucha saña”.

 

También te puede interesar leer:

Florencio Varela: Gozaba de salidas transitorias y aprovechaba para robar.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Hilda montenegro dice:

    Que se cumpla la condena perpetua quiere desir que no saldran nunca mas no como hacen unos años y afuera y hojala los presos les hagan lo mismo a ellos descansa en paz Yanela

  2. Pablo dice:

    Pena de muerte! Para esos hijos de puta ,

  3. Roberto dice:

    Ojala que en la carcel se los violen a todos!!!!

A %d blogueros les gusta esto: